Impresión 3D con altura de miras: un evento para dejar volar la imaginación

El universo de posibilidades que abre la impresión 3D es tan inabarcable como la propia imaginación. Con esta idea como punto de partida, nuestro cliente ADAEQUO presentó su nueva área de negocio en el mejor escenario posible: el Observatori Fabra de Barcelona, sede del magnífico telescopio refractor Mailhat.

Como agencia 360, en Bcnpress hemos tenido ocasión de crear decenas de eventos, pero tenemos que reconocer que este fue especial. El reto era ambicioso: se trataba de mostrar al mundo, y muy especialmente a los profesionales del retail, lo que ADAEQUO es capaz de hacer. Así que decidimos convertir el Observatori por un día en un auténtico cosmos de personajes y elementos de ficción: desde un astronauta explorador hasta un alien gigante de 3 metros, pasando por un detallado busto del adivino Zoltar.

Las cosas siempre son más fáciles cuando el cliente le echa ganas y se suma al proyecto creativo. Así surgió la idea de poner un astronauta de tamaño real, impreso en 3D, con el impagable skyline de Barcelona al fondo. Las selfies y fotos de grupo se contaron por centenares, y la consiguiente repercusión en redes amplificó el eco de nuestro mensaje.

Para darle mayor empaque al evento, sumamos un espectacular mapping (proyección de efecto tridimensional) sobre la fachada del emblemático edificio. La guinda del pastel fue una visita única a las instalaciones del observatorio, seguida de un catering en un escenario de película. Si una cosa quedó clara en el evento es que ‘tocar’ las emociones es esencial en cualquier mensaje, y por supuesto en cualquier proceso de venta. Los auténticos profesionales del sector retail saben perfectamente que esto es así.

El resultado fue igualmente espectacular: decenas de impactos en prensa sectorial, generalista, agencias y redes sociales. La agencia Europa Press dio aún mayor cobertura al evento, lo que permitió contar con enlaces de calidad para compartir con clientes, colegas y prensa.

Un nuevo éxito que fue posible gracias al esfuerzo creativo y logístico del equipo de Bcnpress, pero también gracias a la ilusión y entrega del equipo de nuestro cliente, ADAEQUO, capitaneado por Rafael González.

En Bcnpress siempre decimos que no hay buena comunicación si previamente no hay una buena historia. El relato ‘sideral’ ayudó en este evento, pero la auténtica historia es la visión innovadora de una empresa que decidió apostar fuerte por la impresión 3D como complemento premium a sus servicios de PLV. Para conseguirlo, Adaequo adquirió la máquina super size Massivit 1800, única en la península por sus características. Su visión fue premiada con la confianza de proyectos potentes procedentes de reputadas marcas. En los próximos meses podremos ver el resultado en forma de espectaculares reclamos de venta.