Grupo Roto factura 658 millones de euros en 2013

 

  • La compañía, referente en la fabricación de tecnología inteligente para puertas, ventanas y fachadas, alcanzó en el último ejercicio económico la facturación más alta de toda su historia.

 

  • Roto-Frank AG cuenta con 12 centros de producción y más de 40 filiales de venta en todo el mundo, una de ellas en la localidad de Montmeló (Barcelona).

 

  • En los últimos dos años, la compañía ha adquirido nuevas empresas en Canadá y Brasil como parte de su estrategia de expansión internacional.

 

Roto Frank AG (www.roto-frank.com), con sede en Leinfelden-Echterdingen (Stuttgart), ha cerrado el ejercicio económico 2013 con una facturación de 658 millones de euros, un 1% más que en 2012, año en que facturó 652 millones de euros. Para el grupo empresarial de origen alemán, referente internacional en la fabricación de tecnología para puertas, ventanas y fachadas, esta cifra de volumen de negocio representa la más alta de toda su historia.

 

Durante 2013, la división de tecnología de puertas y ventanas de la compañía ha mantenido la facturación alcanzada en 2012. Esto ha sido posible gracias al aumento de ventas en Estados Unidos, América Latina, Francia y China, y a la estabilidad de las ventas en Alemania y Rusia. Por otro lado, las divisiones de tecnología de tejado y sistemas solares han finalizado 2013 con un crecimiento moderado en Alemania, Italia, Austria y Hungría.

 

A nivel de grupo, la relación entre el negocio internacional y el doméstico ha permanecido sin cambios a lo largo de 2013, manteniéndose las proporciones de mercado de dos tercios a un tercio, respectivamente. Roto-Frank AG mantuvo en 2013 sus 12 centros de producción y sus más de 40 filiales de venta en todo el mundo. La plantilla de Roto-Frank AG ha alcanzado los 4.400 empleados de media durante 2013, alrededor de 300 personas más que en 2012.

 

Por su parte, Roto-Frank Península Ibérica ha cerrado 2013 con una facturación de 7 millones de euros. La filial del grupo presente en España y Portugal cuenta con unas instalaciones de más de 1.500 m2 y 21 trabajadores. Las expectativas de crecimiento de Roto-Frank Península Ibérica se mantienen positivas para este 2014.

stalones deque la conseguida en el ementado las ventas en un 11% os un 10,7% en España y Portugal. en do el peso en hospitales

Continuidad en la expansión internacional

En otoño de 2012, la compañía entró en el mercado norteamericano con la adquisición de la empresa canadiense Fasco. En 2013, el grupo empresarial amplió también su posición como Global Player gracias a la compra del fabricante de herrajes brasileño Fermax. “Esta inversión mejora la situación inicial determinante para usar el inmenso potencial de crecimiento de los mercados de puertas y ventanas latinoamericanos”, afirma el Dr. Eckhard Keill, presidente de la junta directiva de Roto-Frank AG.

 

En 2014, uno de los objetivos de Roto-Frank AG es consolidar su expansión en el continente americano haciendo un uso activo de sus oportunidades de crecimiento por encima de la media en América del Norte y Latinoamérica. Así, el grupo empresarial se ha marcado un objetivo de ventas con un incremento de entre el 2% y el 5%.

 

Innovación en productos y servicios

A finales de marzo, Roto-Frank AG estuvo presente en la Fensterbau/ frontale de Núremberg (Alemania), la feria más importante del sector de la construcción de ventanas, puertas y fachadas, que reúne a fabricantes, distribuidores y clientes procedentes de diferentes países del mundo. La compañía, que contó con un estand de 1.100 m2, presentó sus últimas novedades en bisagras ocultas, herrajes para puertas y ventanas de grandes dimensiones, o cerraduras multipunto mecánicas, entre otros productos. Todo ello siguiendo las últimas tendencias del mercado: eficiencia energética, confort, diseño y velocidad.

 

Cerca del cliente

Roto-Frank AG considera su filosofía de cercanía al cliente como una de las principales claves en el éxito de cualquier compañía. Por este motivo, en 2014 se ha marcado como objetivo aumentar sistemáticamente el rendimiento de los productos y servicios para hacer que los socios de mercado sean incluso más competitivos. “Para conseguirlo, la profesionalidad y la individualidad en el trato al cliente son claves”, explica Eckhard.