La cultura de la felicidad en el trabajo llega a Bcnpress

Un trabajador feliz puede aumentar su productividad habitual entre un 20% y un 30%.

La cultura del bienestar y la felicidad en el trabajo en las empresas se extiende rápidamente en Europa. Es un concepto nacido en Estados Unidos e importado por países del norte del continente, como Dinamarca, que poco a poco va llegando al sur. De hecho, algunas compañías ya tienen un puesto dedicado a ello: el de Chief Happiness Officer.

Bcnpress ha decidido apostar por esta tendencia y ha iniciado una colaboración con Feliĉo, una empresa dedicada a la felicidad laboral. Somos conscientes de que nuestro punto de partida es alto, pero también de que siempre hay espacio de mejora. Nuestra Chief Happiness Officer desde finales de febrero es Lídia Alonso, cofundadora de Feliĉo, que nos visita una vez a la semana para darnos consejos sobre nutrición, ejercicio físico y psicología positiva.

 

Más motivación, menos estrés

Estos son los pilares básicos de la felicidad en el trabajo: una alimentación equilibrada puede ser clave para controlar nuestras emociones y el estado de ánimo; el deporte genera endorfinas y, éstas, sensación de bienestar; y trabajar conceptos como la autoestima, el optimismo y la inteligencia emocional también nos aporta felicidad.

Todo esto tiene como objetivo incrementar la motivación de los trabajadores de una empresa, y, con ella, la productividad. En definitiva, se trata de dotar a los empleados de herramientas para gestionar su estado anímico. De hecho, vida personal y profesional están muy ligadas y, a menudo, problemas o insatisfacción en uno de estos ámbitos afecta al otro.

El estrés es otro de los aspectos que trabajan desde Feliĉo. Para gestionar situaciones de picos de trabajo, recomiendan actividades como el mindfulness y el yoga. Todo esto beneficia a los empleados, tanto a nivel personal como profesional, pero también tiene ventajas para las compañías: retener el talento, incrementar la productividad y diferenciarse de los competidores son solo algunas de ellas.