Elena Viu: “Desde pequeña sabía que quería dedicarme a contar historias”

Elena llevaba más de diez años trabajando en periodismo local cuando se dio cuenta de que necesitaba nuevos retos. En 2018 se le abrió la oportunidad de incorporarse al equipo de Bcnpress y decidió unirse. Desde entonces, ha aportado su experiencia como asesora de comunicación en decenas de proyectos en ámbitos como la logística, la formación, la industria o la alimentación, entre otros. Ahora, cuatro años después de ese cambio, conversamos con ella sobre su día a día en Bcnpress y su visión de la comunicación actual.

Por Fernando Fandiño

 

¿Por qué escogiste el camino del periodismo?

A mí desde pequeña me gustaba mucho escribir, explicar historias y hacer fotos. Decidí estudiar la carrera universitaria, que me gustó mucho. Mi objetivo era tener una profesión que me permitiera escribir, contar cosas, compartir…

Antes de llegar a Bcnpress, ¿qué trabajo te había marcado a nivel profesional y por qué?

Aunque yo siempre había pensado que acabaría escribiendo desde un inicio, mis primeros trabajos eran hacer entrevistas y periodismo local y eso me llevó a la radio, que era una manera de comunicar que no esperaba que me gustara tanto.  Durante muchos años trabajé en una radio local, en Arenys de Mar, la primera radio local que hubo en Catalunya.  Ahí aprendí muchísimo.  Trabajé en programas diferentes, hice informativos, un magazine, etc.  Me gustó muchísimo y me marcó mucho: es una manera de comunicar que no imaginaba que me pudiera gustar tanto porque yo soy un poco tímida.

¿Cuál fue tu primer trabajo como periodista?

Mi primer trabajo como periodista fue en la revista del Maresme 3 Viles. Es una revista que presenta personas o proyectos que se cuecen en tres pueblos muy cercanos y que tienen mucha relación entre sí: Llavaneres, Sant Vicenç de Montalt y Caldes d’Estrac. Empecé haciendo alguna entrevista de vez en cuando para alguno de los pueblos; después ya buscaba yo qué contenido podíamos publicar y, al final, acabé como Coordinadora de contenidos.

¿Cuál es el proyecto que recuerdas con más cariño?

Diversos.  Me ha gustado mucho el periodismo de estar en medio de lo que está pasando.  Por ejemplo, el festival Canet Rock: verlo en directo, transmitirlo, hablar con los cantantes y ponerte entre bambalinas para hablar con la gente. Me pasó algo similar también el 1 de octubre de 2017, porque estuve desde la madrugada transmitiendo todo lo que estaba pasando. El hecho de estar ahí, donde está la noticia y transmitirla en directo me gustaba mucho.

¿Qué medio informativo es tu favorito?

Mi preferida es y seguirá siendo siempre la fotografía.  Explicar historias con la fotografía me gusta mucho. No la acabé estudiando a fondo, pero sigo sacando fotos a todo.  Para escribir lo que a mí me gusta tengo menos tiempo, pero también me gusta.  Hacer vídeos también me gusta mucho, ¡y hablar! Soy muy vergonzosa, pero no me callo.

Has trabajado también muchos años en radio, ¿cómo ves la evolución de este medio?

Creo que la radio está cambiando mucho; ha recuperado terreno. La radio se había perdido un poco, ya que la televisión le quitó muchísima importancia, pero este terreno poco a poco lo ha ido ganando de vuelta.  Por varias razones: la radio es muy inmediata, puede estar allí en el momento en el que tiene que estar, basta con coger un móvil como micrófono y contar lo que está pasando.  La radio te hace un acompañamiento en momentos en los que la tele no puede, por ejemplo, en el tren. En el tren cada vez más gente va con los auriculares y no todo el mundo escucha música, hay mucha gente que escucha podcast. Cada vez tenemos menos tiempo para hacer varias cosas y ahí es donde la radio recupera ese terreno, porque ha sabido adaptarse a una nueva realidad.

¿Qué es lo que te hizo dejar un trabajo en el que llevabas más de diez años para entrar en el proyecto de Bcnpress?

Las ganas de cambiar.  Cuando haces un trabajo durante mucho tiempo te acabas cansando un poco.  El hecho de no moverme del sitio hizo que en un momento quisiera experimentar con otras maneras de comunicar. En ese momento justo fue cuando me surgió la oportunidad de venir a Bcnpress.  Como en una agencia tenía la sensación de que podía conocer 360º de lo que es la comunicación, me animé mucho a dar un cambio radical.

Nos hablabas de escritura. ¿Cuál es tu libro y autor favorito?

Tengo varios. Me gusta mucho la historia y siempre pongo de ejemplo La voz dormida, de Dulce Chacón, porque explicaba historias de la guerra civil. Ver cómo vivieron esa época y que te expliquen las historias es algo que disfruto mucho.  Otro libro podría ser Cosas que los nietos deberían saber, de Mark Oliver Everett.

¿Cuál es tu mayor inspiración en el mundo de la comunicación?

No tengo una sola fuente de inspiración, hay varias y no son fijas porque es un mundo muy cambiante. Ahora, por ejemplo sigo muy de cerca a la fotógrafa Bea Gaspar (@conbotasdeagua). Se dedica a enseñar cómo explicar una historia con instantáneas. Me gusta mucho cómo comunica y por supuesto lo que enseña. También me gusta mucho la manera que tiene de construir historias Núria Pérez, con su Gabinete de Curiosidades e incluso en forma de libro.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere ser periodista?

Que tiene que querer serlo, le tiene que gustar mucho, ya que es una profesión muy vocacional. Y que experimente qué es lo que le gusta antes de decidir lo que quiere hacer. La comunicación tiene muchos prismas y hay que atreverse a experimentar para saber qué es lo que te gusta.