La Escuela de Enfermería GIMBERNAT apuesta por la formación en un entorno de máximo realismo

 

La Escuela de Enfermería Gimbernat prepara a diario simulaciones realistas con tal de que los enfermeros desarrollen capacidades necesarias para un excelente trabajo.

La escuela plantea la formación de enfermeras de manera más práctica, gracias en el marco de unas instalaciones de última generación, que simulan salas de hospital y cuentan con todo el material profesional que se encontrarán en su futuro centro de trabajo. En este sentido, los alumnos se integran en el entorno laboral con amplia experiencia en distintas situaciones de emergencia a las que se han habituado durante toda la carrera.

El objetivo de la Facultad es formar profesionales altamente cualificados capaces de proporcionar una atención de enfermería a la persona, a la familia y a la sociedad, por lo que la enseñanza tiene en cuenta desarrollar capacidades socio-emocionales.

La jefa de estudios, Montserrat Antonín, explica a los alumnos la importancia de una buena formación técnica así como la necesidad de habilidades socio-emocionales. “Trabajamos con personas, y debemos aprender a tratar como personas. Incluso si un enfermo no está consciente, le hablamos, porque no sabemos si nos escucha”.

En la Facultad de Enfermería también otorgan especial relevancia a fortalecer las habilidades de comunicación y de trabajo en equipo. Los profesionales de la salud hoy en día tienen un hándicap: es que los pacientes están muy informados y vienen prácticamente con un diagnóstico en mente. Los practicantes tendrán que saber cómo tratar con estos temas.

Montserrat también destaca el peso que tiene en esta profesión capacidad crítica de los enfermeros, frente a este mundo de ciencia que cambia de forma acelerada, por lo que la escuela trata dotar a los alumnos de criterio y capacidad de decisión para enfrentarse con éxito a su trabajo.

 

, , ,

Comments are closed.