Delete, empresa especializada en la destrucción de documentos, es noticia en La Vanguardia

La destrucción de documentación confidencial por parte de las empresas españolas es una práctica poco extendida en nuestro país, aunque cada vez son más las compañías que contratan un servicio de este tipo. Cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y evitar así las sanciones (que pueden alcanzar los 600.000 euros); poner freno al espionaje industrial; y proteger los datos más sensibles (personales y jurídicos) son los principales motivos por los que las empresas empiezan a tomar conciencia de la importancia de destruir los documentos siguiento las pautas que marca la Ley.

Ramon Ferrer, director general de Delete (www.deletedoc.com), explica en un reportaje publicado en el diario La Vanguardia todos los detalles de este sector de negocio al alza

 

Comments are closed.